Cuando la fotografía toma la vida, de la técnica a la experiencia conferencia impartida por Alejandro Mátzar.

Uno de nuestros alumnos de Introducción a la Fotografía Jornada Matutina también de Ficción y Realidad nos compartió parte de su conferencia, la cual se realizó en la Universidad Centroamericana de El Salvador organizado por Centro Cultural One Way

Centro Cultural One Way. San Salvador,  El Salvador

En los últimos 14 años la fotografía se ha democratizado los dispositivos tecnológicos abren esa puerta a la experiencia de hacer una exposición automática, se quedo atrás aquellos complicados momentos en el que tenias que contratar fotógrafos para conmemorar aquel célebre momento de tu historia, cada días se ha vuelto más accesible obtener un dispositivo que pueda almacenar todo momento de tu día a día, hasta puedes crear tu propia galería virtual, hoy tu amigo o familiar fuera de tus fronteras puede tener ese contacto visual con tu vida. Puedes saber cómo tu historia de vida está a la mano de todos.

¿Pero esto es bueno? Cada día vemos como la tecnología nos ha vuelto dependientes de ella, y ahora cada hora es motivo para una foto, en un solo día una persona puede tomarse decenas de selfies, cada plato de comida puede tener su propia sesión fotográfica, una boda pasó de tener un fotógrafo a un centenar de fotógrafos. Esto sin duda nos ha quitado la atención y el poder disfrutar de momentos de vida.

¿Fotógrafos, no fotógrafo? En el milenio pasado la fotografía era considerada como una rama artística y al artista fotográfico se le consideraba elemental para el ejercicio de la documentación en la historia de la humanidad. Hoy en día con el auge de la fotografía digital, cualquiera en sus capacidades humanas puede tomar una foto, pero tomar una foto no es lo mismo que crear una foto.

En el mercado de cámaras fotográficas tenemos acceso ilimitado a diferentes propuestas tecnológicas y es allí donde aquellos que antes tomábamos fotos en nuestros teléfonos, ahora podemos hacerlo de una forma más profesional.

¿Qué es un fotógrafo profesional? Sin duda es aquel que atraviesa por un método de enseñanza básica y compleja para ahora sí poder crear fotografías a demás tener el poder de manejar los distintos sentimientos de luz.

¿Quiero ser fotógrafo profesional o Artista fotográfico? En los últimos 5 años han crecido incontrolablemente los estudiosos de la fotografía, hoy en día encuentro fotógrafos profesionales en cada esquina y se han creado comunidades de los distintos géneros, veo esos debates en foros virtuales para determinar quien tiene el mejor manejo de la técnica, quien supo utilizar la luz, quien pudo hacer la foto perfecta. Cientos y cientos de estos fotógrafos viven “no apasionados”, sino obsesionados por tener la mejor foto del día, y ahora con eso de los plagios de fotografías, hasta se ha creado la tendencia de ponerle su propio sello de agua, he visto sellos que casi ocupa la mitad de la foto, todo por las ansias de darse a conocer o que no les plagien su mejor foto.

Entonces me doy cuenta que la foto ha perdido el sentimiento o sentido que le daban muchos de los predecesores de la vieja escuela. Me detengo aquí a tomar un curso distinto, les cuento el inicio de mi historia dentro de la fotografía.

Desde los 18 años me dedique a tomar fotografías, no profesional desde el inicio, sino del deseo de crear memorias, no fueron imágenes artísticas pero si recuerdos que podía apreciar. Todavía recuerdo el contacto con los negativos y las múltiples fotos sub-expuesta o lo contrario.

 

 

Cuando inicia la era de las cámaras digitales fue un reto lograr financiar una de ellas, pero al final obtuve una, con ella experimente el mundo digital, pero al igual que la mayoría de no fotógrafos, tomaba fotos sin un sentido profundo, fue hasta hace unos pocos años que busque responsablemente el motivo de mi foto.

Obviamente tuve procesos como el que les mencione del tomar cientos y cientos de fotos sin objetividad. Pero en el 2012 llega a Guatemala un festival de fotografía mundial llamado GuatePhoto, al momento de ver galerías esparcidas por la ciudad de Guatemala, imagine que era el lugar para alimentar mi conocimiento fotográfico. Las primeras imágenes que observaba me ilusionaron, otras me gustaban pero no entendía, y así recorrí varias galería de donde continuamente salía sin entender que era esto, ¿Qué sucedió? Sucedió que me enfrentaba a un mundo distinto al que mi corto conocimiento percibía de la fotografía abstracta, conceptual o contemporánea.

Fue entonces que descubrí que si mi interés sobre la fotografía era verdad, tenía un largo camino por recorrer. Es entonces empecé a investigar de donde salió esto llamado GuatePhoto, encuentro una escuela en la ciudad de Guatemala dedicada a la fotografía contemporánea llamada La Fototeca, busco iniciar, y alimentar mi conocimiento, pero orientado a un concepto humano.

En el 2015 me encuentro con la noticia de que GuatePhoto regresa, y ahora hay una oportunidad de ser parte de este festival. Sin dudar dije sí a la convocatoria de voluntariado e inicio en el área de montaje. Esto era un mundo nuevo, al cual deseaba pertenecer, mi primera impresión fue la del buscar colaborar con lo que fuese, con el fin único de conocer y saber cómo es desde adentro.

No tenía la experiencia en montaje, pero mi disposición para aprender es nata, era lo único que necesitaba, fui de galería en galería, disfrutando y extasiado por todo lo que conlleva hacer un festival. Volvió ese deseo por saber cómo era la fotografía contemporánea, y no dude que ese era mi lugar. Al finalizar una de las últimas galerías, se acercan a mí una persona que me iba a dar la oportunidad que necesitaba para avanzar, me ofrecen una beca, algo que era irrechazable, fue una gran noticia.

¿Cómo afecto positivamente mi sociedad?

Al contarles mi experiencia, mi fin es concientizar el sentimiento que todos tienen sobre la fotografía, dejar atrás eso de tomar fotos al azar, esperando solo saciar la sed de producir imágenes sin algún sentido. No de que todos soñemos con ser fotógrafos, sino hacer de la fotografía una herramienta que muestre un sentido de ser más humano, no importando si eres médico, abogado o economista, la fotografía puede tener el espacio para transmitir un mensaje profundo sobre lo que realizamos dentro de la sociedad.

Finalizo mostrándoles una serie de fotos que realice en la ciudad de Guatemala, nació de un reto y una tarea dentro de los talleres de Intro a la Foto. Homeless es la documentación de indigentes de la ciudad de Guatemala. El reto de este proyecto en “pañales” es el de retratar a indigentes, pero el reto mayor es el de retratos directos a su rostro, no es aquel retrato que le tomo por sorpresa al indigente, porque ello sería inhumano, porque utilizaría sin su consentimiento su desgracia. Es entonces el proceso de llegar al indigente entablar una conversación y crear un vínculo humano donde tengo la oportunidad de conocerlos a rasgos, y presentarme además de pedir su colaboración con mi proyecto, entregarle la autonomía de decidir si me permite retratarlo, caso contrario, alejarme siempre con agradecimiento por la oportunidad.

Hay un antes, hay un después. Desde cualquier punto de vista mi trayectoria ha visto evolución y cambios drásticos. Mi sentido en la fotografía hoy es más profundo, mi trabajo hoy tiene contenido, tiene un sentido de responsabilidad social.

Gracias.
Alejandro Mátzar Loch
Fotógrafo guatemalteco

Introducción a la Fotografía Jornada Matutina es un programa en donde buscamos introducir al alumno en el  mundo de la foto, durante 3 meses explorarán referentes, conceptos fundamentales y técnicas para poder explotar su lado creativo y así crear imágenes únicas. Conoce más del programa en nuestro sitio web. ¿Cuándo inicia? ¿Qué necesitas? ¿Cuál es el pensum? Precio y próximas fechas. Todo esto en nuestro sitio web.

Jose Miguel Ajcu

Comunicador, Fotógrafo y Programador. Pink Floyd y Netflix. Me subí a esta nave y ahora me dirigió hacia el lado oscuro de la Luna. Encargado de la Comunicación y Programación de La Fototeca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *