Aprende a educar tu ojo para realizar fotografías impactantes.

Todos alguna vez hemos escuchado esta expresión « tener buen ojo ». A que nos referimos cuando la usamos y por qué es tan necesario desarrollar esta habilidad si queremos lograr fotografías estéticamente bien resueltas?

En la época actual se podría decir que todos somos unos fotógrafos. Esto se debe a la democratización del aparato fotográfico por el medio de celulares equipados con cámara. Resulta que hoy en día un gran porcentaje de la población mundial tiene a su alcance la posibilidad de tomar fotos y eso en cualquier momento ya que el tamaño del « teléfono – cámara » permite llevarlo a todos lados. Sin embargo las redes sociales y la difusión instantánea y masiva que permite ella son otro factor que provoca que cualquier persona sienta la pulsión por fotografiar su entorno y eso de manera totalmente compulsiva.

Backstage083

Sin embargo, de este importante flujo de imágenes producidas cotidianamente, no se puede decir que todas son « buenas fotografías ». Ahí es donde entra en cuenta el tener buen ojo. Si bien todos tenemos acceso a una cámara que nos brinda el poder de hacer un « clic », no todos estamos en la capacidad de crear una imagen estéticamente bella. Cuando hablamos de tener un buen ojo fotográfico nos referimos a la capacidad que tiene uno de observar su entorno, elegir un sujeto y prever una buena fotografía.

El ojo fotográfico no es un don divino sino que es como un musculo que requiere que lo entrenemos frecuentemente para poder desarrollarlo. No se puede decir que existe una técnica para afinarse la mirada pero uno puede apoyarse de una serie de elementos básicos que ayudarán a procesar la información visual para usarla a su favor a la hora del disparo.gif_banner_f_c

 

Entender la composición nos ayuda a educar el ojo. Cuando hablamos de la composición en fotografía nos referimos en la forma en la cual se ordenan los objetos vistos dentro del encuadre. Componer una imagen es buscar la mejor vista de una escena y conseguir la armonía entre sus elementos. El arte está en saber no solo como colocar los objetos, sino que elementos añadir y que elementos dejar de lado.

2-4

Dentro de la composición contamos con una diversidad de reglas que nos pueden guiar a la hora de encuadrar. La más conocida de todas es la regla de los tercios la cual está basada en el número áureo o de oro. También podemos aprovechar las líneas para acompañar la mirada y darle más profundidad a nuestra fotografía. Nos podemos apoyar en las formas geométricas que forman los objetos dentro del cuadro y buscar patrones repetitivos para generar interés y dinamismo.

gif-blog-1a-2

La composición fotográfica más que una habilidad es un arte y se ha escrito una gran diversidad de libros y ensayos acerca de ella. Existe desde mucho más antes que la invención de la fotografía: nace con la pintura. Tener buen ojo se logra entendiendo los artes pictóricos como lo son la pintura y la fotografía ya que ambos usan el formato del cuadro y cuestionan la composición dentro de él.

En la Fototeca buscamos empoderar el ojo fotográfico de nuestros alumnos. Con el Diplomado en Fotografía en un año, ofrecemos un programa hecho para entender y profundizar la composición fotográfica y explotar la creatividad a través de cursos impartidos por docentes reconocidos nacional e internacionalmente. Te gustaría desarrollar tu ojo fotográfico formando parte del Diplomado en fotografía 2017? Ingresa a www.lafototeca.org/diplomado comunícate con nosotros al 2336-8570 o escríbenos a hola@lafototeca.org para conocer todos los detalles.

Camile Pellerin

Alumna del Diplomado en Fotografía 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *